Este surge de  la escuela de arte dramático , donde Dani Martín estudiaba desde 1994, cuando tenía 18 años. Allí conoció a un chico llamado Iván Ganchegui, que tocaba la guitarra, y con el que, tras descubrir que ambos compartían los mismos gustos musicales, montó un grupo. Ambos eran admiradores de Radi Futura y sobre todo de su canción El canto del gallo, lo que les llevó a bautizar el grupo como El Canto del Loco. Durante estos comienzos, el grupo, además de los dos fundadores, incluía a una chica a la bateria, a un bajista y a otro guitarrista. Sin embargo, este último abandonó el grupo por falta de tiempo y, el día antes de su primer concierto,David Otero, primo de Dani, se unió al grupo como su sustituto.

Anuncios